Las asanas o posturas que adoptamos ya sea en nuestra práctica diaria de Yoga o Danza Árabe estimularán a nuestro sistema musculo esquelético para adquirir una vida activa con salud de roble.