Vivir en actividad ayudará a tu mente a enfocarse con determinación en lo que debe estar enfocada y la alejará de aquellos pensamientos tóxicos o destructivos que nos frenan de estar en plenitud.